buscar






Tiempo estimado de lectura 2:05 min. rellotge



Tipos de Leche de fórmula para bebé

leche-formula

Antes que nada, cuando hablamos de fórmulas infantiles siempre debemos tener presente que hasta el momento, no existe ninguna que se adapte tan bien a las necesidades del bebé como la leche materna, por lo que deben ser consideradas un último recurso y sólo se deben emplear en casos especiales como por ejemplo, cuando la lactancia natural es imposible.

Vamos a ver cuáles son las más comunes, cuáles son sus diferencias y propiedades. Las fórmulas infantiles se clasifican en dos grandes grupos:

  • Fórmulas de inicio: desde el nacimiento hasta los 6 meses.
  • Fórmulas de seguimiento o crecimiento: a partir de los 6 meses en adelante.

leche-formula01

Ambos grupos, a su vez, cuentan con distintas presentaciones que pueden ser recomendadas en casos especiales, como por ejemplo: fórmula sin lactosa, Fórmula sin proteína de leche, fórmula a base de proteína de soya, fórmula para prematuros, etc.

Bajo una misma presentación, las distintas marcas pueden presentar pequeñas diferencias. Por ejemplo, unas pueden contener un gramo más de proteínas que otra, sin embargo esas proteínas son de menor disponibilidad biológica, es decir, no se aprovechan tan bien, por lo que el balance final de aporte nutricional entre las distintas marcas de una misma presentación, es prácticamente similar.  Sin embargo, lo más aconsejable es que sea el médico o nutricionista quien programe y elija la fórmula que mejor se adecúa a su bebé y la complete con suplementos (sobretodo de energía) en caso de ser necesario.

Entre distintas marcas sí se encuentran diferencias en la dilución (la cantidad de gramos del polvo que nos da una onza de leche de fórmula). Dado que las distintas marcas tienen diluciones diferentes no se deben mezclar unas con otras. El promedio de dilución fluctúa entre los 12 y 14.5 gramos de polvo para 100 ml de fórmula. Una onza de fórmula infantil aporta en promedio 20 kilocalorías.

Aporte nutricional promedio por 100 ml o 3.52 onzas.

Fórmulas para bebés sin requerimientos especiales:
Enfalac, Enfamil A.R., Similac Advance, Blemil Plus, Progress Gold.

  • Energía    68.38 Kcal
  • Proteína    1.42 g
  • Grasa    3.76 g
  • Carbohidrato    7.22 g

Fórmulas a base de proteína de soya:
Isomil, Alsoy, Nursoy.

  • Energía    69.50 Kcal
  • Proteína    1.85 g
  • Grasa    3.78 g
  • Carbohidrato    7.07 g

Fórmulas bajas o sin lactosa:
NAN sin lactosa, S-26 libre de lactosa, Similac sin lactosa, O-lac.

  • Energía    69.80 Kcal
  • Proteína    1.49 g
  • Grasa    3.74 g
  • Carbohidrato    7.41 g

Fórmulas para prematuros:
Enfamil para prematuros, Pre Nan, S-26 prematuros, Similar Neo Care, Nenatal.

  • Energía    70.07 Kcal
  • Proteína    1.70 g
  • Grasa    3.75 g
  • Carbohidrato    7.37 g

Es importante que consulte con el pediatra cuál es la leche que mejor se adapta a su bebé y seguir las indicaciones precisas del fabricante para su preparación. Si por algún motivo desea cambiar de leche, también debe consultar con el médico pues los bebés podrían presentar molestias al cambio de fórmula.

Tags:

- [Fuente Original]

Proponer tu RSS para Últimas Noticias








...por Redacción


Patrocinador



Otros Reportajes:


Los más comentados:




Publicidad




Patrocinador




Publicidad



En colaboración:
Fox   National Geographic Channel   Feelnoise   Foxlife   Guinness World Records   Phaidon   Blume   Editorial Planeta

| PortalMundos.com Internacional |
fltx Europa: España fltx América del Norte: México, US en español fltx América Central: Costa Rica, Cuba, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Puerto Rico, República Dominicana fltx América del Sur: Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú, Uruguay, Venezuela

PortalMundos Factory, S.L. | 2000 - 2014 | Hosting Profesional por :: isyourhost.com ::


Todo el contenido publicado en MundoBebés deberá ser interpretado con fines educativos y no pretende sustituir o reemplazar una evaluación, diagnóstico, tratamiento, consulta o consejos establecidos por su médico o profesional de la salud, ni la visita periódica al mismo.