buscar






Tiempo estimado de lectura 0:54 min. rellotge



Cortes de pelo para bebés

El tema de los cortes de pelo para bebés, no es un tema menor. Si ya has pasado por la experiencia, sabrás que el primero de ellos es prácticamente un acontecimiento familiar y los siguientes un amplio tema de debate.

Muchas cosas influyen alrededor del acto, pero las más importantes quizá sean el tipo y abundancia del cabello del bebé y su sexo. Más que el tipo de corte, en el caso de los bebés es importante lograr que sea un momento placentero y siempre lleno de diversión y risas para él o ella.

Comienzo por derribar un mito: no es cierto aquello de que hay que afeitar la cabeza del bebé para que su cabello crezca más sano y vigoroso. El cabello será igual, y crecerá al mismo ritmo lo hagas o no.

Te sugiero cortes que despejen flequillos y puntas molestas para el bebé y siempre dotándolo de naturalidad y frescura; la moda de hoy día habilita muchos estilos y todos son válidos siempre que sean armónicos con sus rasgos faciales y sexo. El mejor momento para hacerlo es luego del baño (el cabello mojado facilita el corte y el bebé está más relajado).

Relacionado: Cortes de pelo para niños

- [Fuente Original]

Proponer tu RSS para Últimas Noticias








...por Redacción


Patrocinador



Otros Reportajes:


Los más comentados:




Publicidad




Patrocinador




Publicidad



En colaboración:
Fox   National Geographic Channel   Feelnoise   Foxlife   Guinness World Records   Phaidon   Blume   Editorial Planeta

| PortalMundos.com Internacional |
fltx Europa: España fltx América del Norte: México, US en español fltx América Central: Costa Rica, Cuba, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Puerto Rico, República Dominicana fltx América del Sur: Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú, Uruguay, Venezuela

PortalMundos Factory, S.L. | 2000 - 2014 | Hosting Profesional por :: isyourhost.com ::


Todo el contenido publicado en MundoBebés deberá ser interpretado con fines educativos y no pretende sustituir o reemplazar una evaluación, diagnóstico, tratamiento, consulta o consejos establecidos por su médico o profesional de la salud, ni la visita periódica al mismo.